El caso Canterac

18 de mayo de 1908. Un hombre aparece muerto en las inmediaciones de la finca de Canterac. Presenta heridas de arma blanca por todo su cuerpo pero ironicamente la justicia acaba dictaminando que se trata de un suicidio. La víctima, Primo Cea, un jornalero que acababa de ingresar en la cuadrilla del conde de la Oliva, dueño del Castillo de Canterac y de todas sus fincas.

Investigaciones posteriores acaban condenando por asesinato a 4 empleados de la finca, pero la verdad es mucho mas turbia impidiendo que el crimen pudiese resolverse.


¿Te ha gustado el Sillón del diablo? ¡Deja tu opinión!

X